Incremento de las ayudas para reformar viviendas y edificios.

  • El Gobierno Vasco renueva la orden de rehabilitación para llegar a más familias y destina a este fin 33 millones anuales en cada uno de los próximos tres años
  • La llegada de los fondos europeos permitirá duplicar la capacidad y los fondos para realizar actuaciones de mejora de la eficiencia energética de viviendas y edificios entre 2021 y 2024

Se han presentado ya las nuevas ayudas para la rehabilitación de viviendas y edificios. Una nueva orden publicada en el Boletín Oficial del País Vasco que aumenta las cuantías económicas de las subvenciones y amplía los límites de ingresos de las familias que puedan optar a ellas, para llegar a más personas.

Con esta herramienta, el Gobierno Vasco apoya a comunidades y particulares para realizar rehabilitaciones integrales de edificios –que incluyen en una misma intervención la eficiencia energética, la accesibilidad o las mejoras de la habitabilidad exterior a través de nuevos balcones y terrazas o de la extensión de los ya existentes-, obras puntuales para elementos comunes de edificios y reformas en viviendas.

El presupuesto será de 33 millones de euros anuales. La nueva orden unifica las ayudas y supone el final de las convocatorias anuales, ya que desde ahora se podrán pedir todos los tipos de ayudas durante todo el año, al contrario de lo que sucedía hasta la fecha con determinadas líneas.

Tres tipos de ayudas diferentes

Línea 1. Ayudas a particulares en viviendas unifamiliares y edificios. Están dirigidas a viviendas unifamiliares o viviendas en edificios con una antigüedad mayor a los 20 años y que sean el domicilio habitual de la persona solicitante. Esta línea se divide en cuatro tipos:

  • Las obras de conservación y habitabilidad (instalaciones de electricidad, saneamiento, confort acústico, fachadas unifamiliares y convertir locales en viviendas).
  • Las actuaciones de mejora de la eficiencia energética (abordan la reforma de calefacción, ventilación, refrigeración, agua caliente, autoconsumo de energía eléctrica, envolvente térmica y acústica, cambio de ventanas y calderas, carpintería exterior).
  • Las reformas de mejora de la accesibilidad (suprimir barreras arquitectónicas con adaptación de baños o la adaptación de la distribución de la vivienda).
  • Las de adecuación a los principios de buena construcción (albañilería, escayola, telefonía, calefacción, gas, pintura).

El presupuesto mínimo es de 3.000 euros. Las subvenciones máximas se incrementan en función del tipo de ayuda entre 1.900 y 4.060 euros con respecto a la normativa anterior. Para realizar las obras, habrá un año desde la concesión de las ayudas y sus cuantías se incrementarán en un 25% hasta 4.000 euros si la vivienda va a ser puesta a disposición del programa Bizigune de alquiler asequible.

Línea 2. Ayudas a edificios. Son un apoyo económico para realizar obras comunitarias para elementos comunes de edificios. Pueden solicitarlas tanto las comunidades como los particulares que vivan en una vivienda cuya comunidad está realizando una rehabilitación. Se exige acometer las actuaciones que la ITE determine de grado 1, 2 y 3, obras de un mínimo de 3.000 euros por vivienda –salvo en los casos de accesibilidad- que se ejecutarán en los 18 meses posteriores a la concesión. Se dividen en tres tipos: 

  • de conservación, seguridad y habitabilidad: rehabilitación de fachadas, instalación de terrazas y balcones o su ampliación, sustituir cubiertas, arreglos de portal o escalera, seguridad, etc.
  • de mejora de la eficiencia energética: sustitución de carpinterías exteriores, aislamiento térmico, instalaciones comunitarias de calefacción, refrigeración, etc y cerramiento de terrazas y balcones de manera uniforme en todo el edificio.
  • de accesibilidad: obras de ascensores, supresión de barreras arquitectónicas, accesos desde la calle.

Línea 3. Ayudas a actuaciones integrales. Son obras con alcance global, que abarcan de manera simultánea actuaciones de eficiencia energética, accesibilidad y seguridad en al menos un edificio residencial con más de cuatro viviendas unifamiliares y anteriores a 1980. En estas actuaciones es necesario haber realizado la ITE previamente y se incluyen ayudas para mejorar la habitabilidad exterior, ampliando o creando balcones o terrazas.

Fuente: euskadi.eus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.