Aislamiento acústico vs. acondicionamiento acústico: parecidos razonables sí, pero NO.

Dos conceptos parecidos que suelen mezclarse a menudo. Dos términos que necesitan unirse para que funcionen bien. Aislamiento acústico y acondicionamiento acústico. Te explicamos qué son y en qué se diferencian.

No es nada nuevo el hecho de que los conceptos “aislamiento acústico” y “acondicionamiento acústico” se confunden. En muchas ocasiones estos términos resultan confusos. Es por ello que hoy te explicamos qué es cada uno y te aclaramos sus diferencias.

Aislamiento acústico
Tal y como la primera palabra expresa, el aislamiento acústico se encarga de evitar que todo ruido traspase hacia el exterior de la sala o espacio. Es decir, impide que los sonidos salgan hacia fuera. Aquí es donde el término de “insonorización” entra en juego.


En otras palabras, el aislamiento acústico se consigue a través de técnicas, tecnologías y materiales concretos.
Te preguntarás y, ¿cómo se logra esto? La respuesta es sencilla: se emplean materiales absorbentes y aislantes. En el momento en el que la onda o sonido choca con el material en cuestión, parte de ésta se absorbe y se queda sin salir al exterior. Se produce como un efecto rebote: una parte es reflejada dentro del mismo espacio. En esto consiste el aislamiento acústico.


Acondicionamiento acústico
Aunque tiene relación con el aislamiento acústico, es diferente a la función de ésta. El acondicionamiento acústico es realmente un concepto que tiene relación directa con el “confort” acústico del interior de una sala o espacio. Es decir, es el conjunto de las técnicas que corrigen y adecuan el campo sonoro de un espacio.

Acondicionamiento acústico en las aulas del colegio San Ignacio (Jesuitas Pamplona)


Cuando hablamos de ésto, nos referimos al ruido que se produce en el interior de una habitación, por ejemplo. El acondicionamiento acústico se produce para conseguir un correcto funcionamiento acústico: cuanto mejor sea este acondicionamiento acústico, menos ruido habrá en el mismo. O dicho de otra manera, lo que hacemos es reducir considerablemente la reverberación o eco dentro de una sala o espacio.
Cuando acondicionamos un local creamos tal confort dentro del recinto que evitamos que la mayor cantidad de ruido sea absorbido y no rebote en el interior. Es decir, disminuye la permanencia del sonido en el interior, pero ¡ojo! porque evita que todo el ruido se traspase. Esa es la diferencia entre el acondicionamiento acústico y el aislamiento acústico.

¿Cuál crees que es la más adecuada para conseguir resultados óptimos en tu caso?

________________________________________________________________________
fuentes: aistec.com / viviendasaludable.com / sineco-acustica.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.